Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

3~

Capítulo 3:
Era luna llena, y estaba preciosa, enorme, acompañada por sus también grandes y brillantes estrellas.
Avanzamos por las orillas del Támesis, yo, agarrada de su brazo y mirando hacia las estrellas. Nos acercamos a un banco cerca de allá, pero divisé una figura cercana.
-¿Daniel?-susurré.
-¿Perdona?-dijo Harry, desconectrado.
-Oh, nada, nada-sacudí la cabeza-parecía haber visto una persona- Estúpida, me dije.
-Ah, vale
Despacios, tranquilos, dimos unos cuantos pasos más, hasta que pude ver la pareja con más claridad. Ya podía estar segura.
-¡Dan!-dije, soltándome de su brazo y dando unos pasos hacia delante.
-¿Jane?¿Qué haces aquí?
-¿Cómo que qué hago aquí? Vivo aquí. ¿Se te ha olvidado?-resoplé
-No.. es que no se me ocurría nada mejor que decir...
Levanté la mirada y la clavé en la chica que estaba a unos metros de distancia de Daniel.
-¿Y esa?
Giró el cuello y la miró.
-Es..eh
-Oh, entiendo. Ya has supuesto, que por lo que pasó ayer ya hemos roto , ¿no?
Calló
-¿Y tú qué?-…

2~

Capítulo 2:
Dejé las llaves en el cuenco después de cerrar la puerta sigilosamente. Eran las 12:05 y no debía hacer ruido si no quería recibir una buena bronca de mi madre.
Me quité el abrigo y lo cogué en el armario empotrado de la entrada y dejé los zapatos seguidamente. Avancé con los calcetines sobre el suave parquet (que, por cierto, casi me mato, ya que mi madre había pasado el abrillantador). Subí las escaleras y entré en mi habitación y cerré la puerta detrás de mí con cautela.
Dejé el iPhone sobre la mesilla de noche, no quería ser cotilla y menos con las cosas que eran de completos desconocidos.
Solté mi trenza  de lado y comenzé a peinar el pelo rubio frente al espejo.
Mis ojos azules estaban ligeramente hinchados-por suerte, no se notaba- y el maquillaje algo corrido. Mojé un trozo de algodón con desmaquillante y me lo pasé por la cara.
Por mi sorpresa, el iPhone sonó con una melodía pegadiza. Me acerqué y observé la pantalla.
En ella, ponía un número que no reconocí par…

1~

Capítulo1:
Atravesé la calle hasta la parada de autobús más cercana. Estuve 5 minutos esperando, dando pequeñas patadas impacientemente, hasta que un autobús amarillo se paró delante de mí. Subí al vehículo, dejé el dinero justo sobre el mostrador y me senté en uno de los sillones dobles libres. Los últimos pasajeros subieron y el autobús se puso en marcha. Posé mi vista en la calle. Era una noche fría. Las farolas iluminaban con una tenue luz las calles vacías. Era viernes y eso se notaba en los bares, en los que la música sonaba alta y las voces y gritos se escuchaban con facilidad. Que tonta había sido. No podía quitarme esa conversación de la cabeza. ¿Por qué? Sacudí la cabeza. Será mejor que lo olvide. Pero no pude evitar dejar escapar una lágrima, que me la atrapé con el dorso de la mano. Pero enseguida más y más lágrimas siguieron a la primera, por lo que me di por vencida y dejé que cayeran despacio y en silencio. ¿Por qué detenerlas? No me importaba ahora ya mi aspecto en absoluto. …