3~

Capítulo 3:
Era luna llena, y estaba preciosa, enorme, acompañada por sus también grandes y brillantes estrellas.
Avanzamos por las orillas del Támesis, yo, agarrada de su brazo y mirando hacia las estrellas. Nos acercamos a un banco cerca de allá, pero divisé una figura cercana.
-¿Daniel?-susurré.
-¿Perdona?-dijo Harry, desconectrado.
-Oh, nada, nada-sacudí la cabeza-parecía haber visto una persona- Estúpida, me dije.
-Ah, vale
Despacios, tranquilos, dimos unos cuantos pasos más, hasta que pude ver la pareja con más claridad. Ya podía estar segura.
-¡Dan!-dije, soltándome de su brazo y dando unos pasos hacia delante.
-¿Jane?¿Qué haces aquí?
-¿Cómo que qué hago aquí? Vivo aquí. ¿Se te ha olvidado?-resoplé
-No.. es que no se me ocurría nada mejor que decir...
Levanté la mirada y la clavé en la chica que estaba a unos metros de distancia de Daniel.
-¿Y esa?
Giró el cuello y la miró.
-Es..eh
-Oh, entiendo. Ya has supuesto, que por lo que pasó ayer ya hemos roto , ¿no?
Calló
-¿Y tú qué?-me dirigí a ella-.Gozándola, ¿no?
También calló.
Me volví y me agarré al brazo de Harry.
-¿Estas bien?-me susurró.
Le miré a los ojos y sonreí.
-Si, gracias.
-¿Y ese tío quién coño es eh?-dijo Dan.
 Eso me cabreó aún más.
Rápidamente, me acerqué a él, hasta quedar cara a cara con Daniel.
-¿Perdona? Mira, Daniel, a mí, me puedes decir todo lo que quieras. Tú, mientras que yo pensaba que me querías, como a la inversa, te vas con cualquiera. Puedes liarte a mis espaldas con cualquiera que se te cruza . Puedes follarte a la primera cosa que se mueva. Tú, puedes hacer lo que quieras mientras sales con migo, ¿y yo no puedo ir a tomar algo con un chico que es el doble de guapo que tú?¿Más sensible?¿Más amable? Mira, si quieres un juguete, vete a la guardería a jugar con los demás bebés, pero a mis amigos los dejas en paz.
Daniel calló. Como siempre lo hacía.
Esa fue la última ve que ví a Dan.


Un pitido ensordecedor atravesó la habitación. Dí una vuelta en la cama y me tapé la cabeza  con la almohada. Descubrí que no podía volver a dormire, asi que , aparté la colcha que me cubría y me fui al baño. Al volver, ví que mi móvil parpadeaba y temblaba. Lo cogí.
Un nuevo mesaje :
                             "Buenos días, espero no haberte despertado , quería comentarte
                               la banda ensayamos todos los sábados, y me pregntaba a ver si
                               este sábado puedes pasarte , Un beso fuerte guapa. x
                                                                     Harry"
Sonreí y tecleé:
                "Buenos dias guapoo ;) Me parece una idea estupenda."
Enviar.
La puerta de la habitación se abrió
-Eh, Jane, dice mamá que bajes a desayunar-dijo mi hermana Emma desde el umbral de la puerta.
-Ya voy-me levanté y caminé hacia ella.
Emma era guapísima. Tenía un largo pelo rubio y unos ojos verdes impresionantes. Me pasaba una cabeza y eso que yo no era bajita.
Cuando salí de la habitación, ella ya estaba abajo, en la cocina.
-Hola mamá-le dí un beso en la mejilla y me senté en la mesa.
-Buenos días hija, ¿qué tal has dormido?Ayer no te oí llegar
-Ya, es que llegé tarde-mordí de mi tostada
-Que, ¿con quién has follao?-preguntó Emma mirándome.
-Con tu novio-dije para picarle.
Le guiñé un ojo, ella me sacó el dedo corazón.
-Jane, Emma, no seais infantiles, y menos delante mía
-No, mamá-dijimos las dos al unisono
-Mamá, ¿puedo aumentarme el pecho?-dijo Emma sin cortarse.
Casi me araganto con la leche.
Y mi madre no andó muy lejos
-Emma, ¿estas loca?-dijo
-Pero mamá, todas mis amigas ya se lo han aumentado
-¿Y qué será lo siguiente?¿Un piercing en el coño?-murmuré.
Me fulminó con la mirada.
-Hija, he dicho que no y es que no.
-¡Pero ya tengo 18 años!
-¡Mientras vivas bajo mi techo nada de silicona!
Silencio
-¡Y látex tampoco!-la señaló con el dedo.
Emma suspiró
-Vale, vale, ya lo he pillao
Durante unos minutos solo que oían los ruidos de las mandíbulas mascando y los cuchillos contra los platos y vasos.
Ese era mi momento:
-Olle mamá, ¿el sábado puedo ir a Cheshire?
-¿A Cheshire?¿Y para qué quieres ir tan lejos?
-Tampoco está tan lejos.
Mi madre me miró por encima de sus gafas de montura negras.
-Bueno, un amigo de Ellen es de allá y nos ha invitado a pasar el fin de semana con él.-mi madre no tenía por qué saber todos los detalles. Puede que dije alguna mentirijilla....Shh..
-Ah, ¿y cómo pensabas ir?
-Eh...Pues..no sé, en tren.. supongo..
-Bueno, si tu pagas todo, a mí me da igual.
-Gracias mami-dejé el plato en el fregadero y le dí un beso en la mejilla, mientras Emma murmuraba algo que no pude entender.
 


                                "Qué ciudad de Cheshire es?"
Enviar.
Para poder organizarme bien, tenía que informarme bien para hoteles y trenes.
Enseguida me pegué al ordenador y busqué en Google "Hoteles en Cheshire". Me salieron miles de páginas, pero me interesé en una en la que ponía: "Cheshire a bajo precio".
Hotel Black Star. Interesante. Precio: 65'99 noche. Interesante. Sin desayuno ni comida.
                               "Holmes Chapel, pero no busques un hotel, te puedes
                                               quedar en mi casa sin problema"
Pensé.
¿En su casa? Será mejor que no se entere mamá. Inmediatamente, borré lo que había en el buscador e intruduje "tren Londiniense"
                                           "Uy nosé. No quiero molestar"
Suspiré y dejé el móvil en la mesilla. Me vestí rápidamente con unos vaqueros, una chaqueta roja con una "H" blanca y unas nikes blancas también.
El móvil volvió a vibrar.
                                     "No, mujer. A mi madre le encantaría otra inquilina en casa,
                                                             además nos sobra una habitación"
Joder. No lo podía evitar. Solté una pequeña risita nerviosa.
                                     "Ay, está bien, pero sólo una noche, eh ;)"
El sábado. ¿A qué día estábamos? ¿Domingo? Buf.. Aún queda mucho. No me lo creía. Lo acababa de conocer y ya iba a pasar una noche en su casa.
El sábado.
-¡Jane!¡Ha venido Ellen a verte!-gritó Emma desde las escaleras.
-¡Ellen, fea!-grité, rápidamente, cerré el internet.
-¡Jaaaaanyyy!-entró en la habitación y cerró la puerta -¿Qué tal ayer?- se quitó los zapatos de tacón.
-Pues bien-dije sonriendo
-Muy bien, diría yo-se sentó al lado mía, en la cama
Asentí.
-Bueno, cuéntame lo que hicisteis
-Pues, me ofreció ir a tomar algo a un Starbucks y después fuimos a dar una vuelta.
-¿Todo idea suya?
-Todo idea suya.
-Uuuhh.. qué romántico
Asentí.
-¿Cómo se llama?
-Harry
-Harry, qué nombre más sexy. ¿Qué te ha contado?
-Tiene una banda de música en su ciudad.
-Uuuh, ¿qué instrumento toca?-dijo dándo palmaditas
-Canta
-¿Canta?
-Canta.
-Joder, eso no es un tío, eso es....eso es Dios
-Ah, y lo mejor de todo es que me ha invitado ir a verlos tocar el sábado.
-¡Ves! Te dije que iba a haber chispa. Y, la verdad es que es normal, una chica tan guapa como tú. Hay que ver que envidia me estas dando.
-Shhh.. Lo mejor de todo es que me quedo a dormir en su casa.
La BlackBerry vibró. Un nuevo mensaje.

{Narra Harry}
-¿Mamá?
-¿Harry?
-Hola mamá-sonreí al escuchar la voz de mi madre.
-¡Cariño!¿Qué tal en la ciudad?
-Muy bien, mañana he quedado con el director de Oxford
-¡Qué contenta estoy de que me llames! Todos te echan mucho de menos, sobre todo Gemma y Dusty
-Awww, ¿cómo está mi niña?
-Muy bien, come más que nunca.
Sonreí, pero no podía salirme del tema.
-Emmm...¿Me puedes pasar a Gemma un momento?Necesito hablar con ella.
-Claro, cariño. ¡Cuidate!¡Y no aceptes caramelos de desconocidos!
-Noo mamá-reí.
-Hola, feísimo-dijo Gemma
-¡Gemma!¿Qué tal?
-Muy bien, ¿y tu?¿Te cuidan bien?
-Genial, me gusta mucho Londres.
-Me alegro-dijo conriendo.
-Olle, Gemma, ¿cuando te ibas a España?
-Este fin de semana, ¿por?
-¿Podrías prestarme tu habitación?
-¿Mi habitación?¿Para qué?
-Es que...
-¿Ya has vuelto a ligar?-me interrumpió.
Buf
-¿Qué?
-Perdón. Explicame-rió por lo bajo.
-Haber. Ayer, conocí a una chica londiniense y había pensado en traerla. Y para eso necesito tu habitación.
-Oh. Bueno, algo parecido me imaginaba. Tranquilo Romeo, toda tuya, ¡pero cuídaela, eh!
-¿Cómo me has llamado?
-Mamá quiere hablar con tigo, te la paso, ¡un beso!
-Un beso fuerte. ¡Cuidame a Dusty!
-Harry, cariño, ¿cuándo vuelves?¿Ya tienes calzoncillos limpios suficientes?-dijo mi madre preocupada
-Mamá, por favor. Vuelvo el miércoles como muy tarde.-reí.
-¿Tanto tiempo?
Carraspeé.
-Ehh, olle, ¿el sábado puedo traer a una amiga?-dije sin esperar. Se me acababa el dinero
-¿Otra chica?
-Es..sólo una amiga.
-Bueno, está bien, ¿es buena chica?-dijo después de un suspiro.
-Oh, sí. Es muy maja.
-Vale, vale.
-Bueno, me voy a desayunar.
-Cuidate!
Colgué y le mandé un último mensaje:
                                               "Arregrlado. El sábado te quedas en mi casa :)"
Enviar.
Listo.
Salí de la cama y me vestí con una camiseta y pantalones blancos y unas deportivas. Me metí el móvil en el bolsillo y me fuí al baño.
Jane.
Vaya, esa chica era estupenda. Tenía muchas ganas de que llegara el sábado. Abrí el grifo y me mojé la cara. Me sacudí los rizos, el móvil volvió a sonar.
                                        "Todo perfecto ;) Tengo aqí una amiga que está
                                              ansiosa por conocerte. ¿Qué te parece si
                                                   quedamos y te la presento?
¿Otra chica?
Tenía suerte. ¿Sería tan guapa como ella?¿Habría hablado mucho de mí con sus amigas?¿Cosas buenas o malas?Supongo que buenas, si no, no querrían conocerme, ¿no? Bueno, podría pobrar. Me encogí de hombros:
                                               "Por mí genial. ¿A las 5 en el Starbucks?"
Leí varias veces el mensaje y lo envié. Suspiré de vuelta a la habitación en la que dormía. LOs dueños de la casa trabajaban desde muy pronto de la mañana y muy tarde de la tarde, aunque sea domingo, por lo que casi nunca coincidíamos.
Bajé las escaleras y me preparé en desayuno, unas mandarinas y saqué un yogur del frigorífico.
Me quedé con la cabeza metida en el frigorífico unos minutos. En esa casa hacía mucho calor.
En cuanto me dispuse a ponerme a desayunar, el teléfono volvió a sonar:
                                                         "Allí estaremos"
                                     

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capítulo 11

No es definitivo.

Capítulo 8