56~

{Narra Yina}
Un agudo dolor de cabeza me atravesó la frente. Me daba miedo abrir los ojos, ya que sentía los parpados demasiado pesados y temía que podría no poder abrirlos. Antes de nada, me pasé la mano por la cara y me froté los ojos, antes de abrirlos. Recorrí la habitación con la mirada, y no reconocía nada de ella. Yacía en una cama doble, pero estaba tumbada sola; no había nadie a mi lado. La habitación era grande y elegante, como de persona adulta. Las sábanas eran grises y así las paredes. Sólo había una ventana, que estaba en la pared de al lado de la cama, que ofrecía la mayoría de la luz que entraba en la sala. La única, mejor dicho; la lámpara que colgaba elegante del techo estaba apagada, y la puerta cerrada. Ceñí. Luego trasladé la mirada a mí misma. Me asusté bastante, ya que estaba completamente desnuda. Completamente. ¿De quién demonios era esa habitación y qué estaba haciendo ahí desnuda? De repente entré en pánico. No sabía qué hacer, si moverme de ahí y hacer como si nada pasado, o pedir una explicación a quien quiera que fuera el dueño de la casa.
Me envolví con la sedosa sábana gris y me vestí con mi ropa, que estaba perfectamente doblada en una silla al lado de un tocador. Busqué la puerta en la habitación que podría dar a un baño, pero sólo encontré la de un armario. Pensé que quizás eso podría darme pistas del dueño -o dueña- de la habitación. Abrí la puerta con mucho cuidado por miedo a que podría hacer ruido y revolví un poco por la ropa. No era ropa de chico.
Era ropa de hombre.
Me llevé las uñas a la boca, realmente asustada.
-Mierda -murmuré.
Miré por la ventana y se me cruzó la idea de que podría salir por ahí, pero estaba demasiado alto y podría romperme algo con la caída. Estábamos en un séptimo piso seguro. Y cerca del centro de la ciudad, ya que circulaban muchos coches ahí abajo.
Maldije en voz baja. Me hice a la idea de tener que salir por la puerta y tener que enfrentarme con el hombre que me tenía desnuda en su cama. Deseé que no estuviera en casa y no tener que verle la cara.
Respiré hondo y abrí la puerta, otra vez con miedo. Me encontré con un pasillo largo y luminoso, con suelo de madera y paredes blancas adornadas con algunos cuadros, y algunas puertas aleatorias, también de madera. Avancé por el pasillo y tuve que bajar escaleras para encontrar la salida. En la planta de abajo, un amplio salón tomaba sitio. Estaba todo muy ordenado y limpio. Me paralicé al ver a un hombre de mediana edad, de espaldas ante la barra de la cocina preparando algo. De espaldas no pude reconocerle.
Sonreí cuando vi la puerta que parecía dar a la calle nada lejos de mí, y ya empezaba a trazar un plan mental para llegar hasta ahí sin ser descubierta.
Di varios pasos sigilosamente hasta ella, y justo cuando iba a alcanzar la puerta, la madera del suelo crujió bajo mis pies. Maldije en voz baja.
El hombre de a cocina se dio la vuelta sobresaltado y unos ojos azules se clavaron en los míos. Un escalofrío demasiado marcado me recorrió la espalda.
Me sonrió. Yo no pude mover un músculo.
-¿Christian? -sólo pude hacer sonar un mínimo susurro, que apenas yo escuché.
-Buenos días. ¿Todo bien?
Tuve que hacer un gran esfuerzo para no desencajar la mandíbula. Me acerqué a él sin apartar la mirada de él. No parecía muy afectado, ya que me miraba con mirada penetrante y insinuante, con una pequeña sonrisa torcida presente en su rostro.
Estaba desconcentrante. Sabía perfectamente qué había pasado, aunque con su mirada lo estaba empezando a dudar. Yo no quería mencionarlo. Y esperaba que él no lo hiciera, aunque sabía que tendría que hacerlo.
Al final me obligué a hablar para romper el incómodo silencio que se estaba empezando a formar:
-¿Qué... qué pasó anoche?
Bajó la mirada y sonrió al suelo, tratando de ocultarla. Alcé las cejas y me crucé de brazos.
Parte de mí estaba dando saltos de alegría al verme a mí misma en la casa de Christian Forrest, el profesor con el que fantaseaba. Pero otra parte de mí estaba aterrorizada. No sabía si estaba lista para aquello. Él no parecía incómodo.
-¿Quieres algo para comer?
Me llevé la mano a la frente.
-Christian.
-¿En serio quieres hablar sobre eso? ¿Quieres un dibujo?
Me estaba tratando como a una niña pequeña. No me sentí a gusto.
Levanté las palmas y le di la espalda.
-Está bien. Ten un buen día -hice ademán de dirigirme a la puerta, y me sobresalté cuando noté su mano chocar con la mía. Me dio la vuelta e hizo que le mirara a la cara.
-Lo siento -me dijo, sus ojos centellando.
-Me usaste. Era vulnerable, y en vez de cuidar de mí, me usaste. ¿Quién me trajo?
Me dolía demasiado la cabeza para discutir, y no tenía ganas. Y mucho menos con un profesor que supuestamente debería darme clase y no pasar la noche conmigo en su casa.
Apartó la mirada y tensó la mandíbula.
-Tú quisiste venir. Pensé que estabas mejor. Y tú empezaste -me amenazó con el dedo.
-¿Que yo empecé el qué?
Alzó las cejas.
-¿Quieres otro dibujo?
Resoplé y me zafé de su mano para dirigirme a la puerta de nuevo. Y el me detuvo otra vez.
-Yina, escucha. Tengo... -esta vez fui yo la que alzó las dejas. Nunca había visto a un profesor dudar-. Tengo que contarte una cosa.
Ahí me picó la curiosidad. Pero lo lo dejé ver demasiado. Dejé soltar una risotada.
-Oh vamos. No lo vas a conseguir, Forrest.
Puedo jurar de que pude ver una pequeña sonrisa pícara asomar por su rostro, pero enseguida la borró para que no lo notara. Se puso serio de nuevo.
-Es serio, Yina. De verdad.
Decía eso con su mirada sincera, con la que me miró ayer a la noche cuando me sacó de la barra, cuando me prohibió beber más. Y cuando yo no le hice caso.
Al final acabé por ceder bajo su atenta mirada, que me pedía a gritos que le escuchara, que confiara en él, en silencio. Suspiré y le seguí de vuelta a la cocina, donde me hizo sentarme enfrente suya, en la encimera de la cocina.
-¿Qué pasa?
Suspiró. Desplazó su mirada de la mía, vacilando, y luego la volvió a clavar en mis ojos.
-Es... es sobre tu padre. El por qué lo conozco.
Alcé las cejas. No me esperaba aquello. Bajó la mirada y miró sus manos, que jugaban con un trozo de papel, nervioso.
-¿Recuerdas tu primer día aquí?
Lo recorrí rápidamente con la memoria, intentando pararme en algo que podría ser importante para todo eso, pero no encontré nada interesante. Algo alarmante.
-¿Qué pasa con él?
-Yo me encargué de que tuvieras las mayores comodidades. Sabía que ibas a venir, conocía a tu padre aquí. En el recinto. ¿Y sabes por qué le metieron en donde está actualmente?
Todo eso era absurdo. No me importaba el pasado de mi padre. No sabía por qué él intentaba decirme aquello ni de por qué él intentaba ayudarme. No sabía nada.
Algo de lo que decía no encajaba, de nuevo. Recordaba perfectamente cómo mi madre me había dicho que se conocieron en la editorial. Alguien de los dos me estaba mintiendo.
-No te creo.
Alzó la mirada y me miró a los ojos. Sonrió levemente.
-Me lo temía. Bien. Sé por qué es. Crees más a tu madre, ¿no es cierto?
Estaba intentando contarme algo, pero sin ser directo. Quería que yo misma supiera de qué hablaba. Comenzaba a sentirme incómoda.
Reflexioné unos minutos en silencio.
-¿A tu madre? ¿Esa madre que te dejó tirada en Inglaterra, y que apenas de visitaba?
-Para. No tienes derecho a decirme eso.
-Tengo derecho a protegerte.
-¡No lo tienes! Sólo eres mi profesor de Literatura, nada más. Mi madre es mi madre y la creo más a ella.
-Bien. ¿Cómo te contó que se conocieron ellos?
Parecía saber la respuesta.
-En... en la editorial en la que iba a publicar su libro.
-Exacto. -Sonrió-. Se equivoca de persona.
Fruncí el ceño. Me había desconcentrado.
-¿Qué quieres decir?
-Escucha. Yo soy el que trabajaba en la editorial. Yo soy el quien editó su portada. Y tu padre es un asesino.
-Eso es totalmente incoherente.
-Tu madre se enamoró de mí, pero tuvo el error de tener un primer hijo con él. No quería que sus hijos tomaran a su padre como un asesino, por lo que me pidió que le cambiara los papeles. Ahora yo soy el malo. Y luego naciste tú.
Me quedé sin habla. Realmente tenía lógica, pero no quise admitirlo.
-No te creo.
-Tu madre me matará si se entera que me he acostado contigo.
-¡Cállate! ¡No te creo, tú no eres nadie para decirme eso!
Sin darme cuenta me había levantado de la silla y había empezado a gritar. Él se levantó también , y me sujetó de las muñecas, para intentar tranqulizarme.
-Yina. Si piensas que te lo he dicho para hacerte daño estás muy equivocada. Tú me importas, ¿de acuerdo? Me gustas, incluso.
Cuando me pasó el pulgar por la cara fue cuando me di cuenta que estaba llorando a lágrima viva. Tenía la cara empapada por el sudor y las lágrimas.
Mi padre era un asesino.
Me soltó las muñecas y rodeó mi cintura con sus brazos, obligándome a abrazarlo. Y se lo agradecí más tarde. Se apartó escasos centímetros de mí para que pudiera mirarme a los ojos y colocó sus labios en los míos.


{Narra Jess}
-¿Segura que lo quieres hacer?
Jane me miró extrañada.
-Claro. Es la pregunta más estúpida que me has podido hacer -volvió a poner su mirada en frente suya.
Aparté la mirada con los labios fruncidos y también me concentré en el camino. Durante todo el camino hasta la casa no dijimos nada más.
Jane me había pedido que la acompañara hasta los chicos porque necesitaba contarle a Harry unas cuantas cosas. Sobre todo lo de Ethan, pero el resto no me quiso contar.

La casa ese día estaba especialmente vacía. Sólo quedaban otros dos concursantes, ya que ese sábado se emitiría la final en directo, y se notaba la tensión en el aire. Probablemente estarían ensayando como locos.
El único visible en esos momentos era Zayn, que estaba sentado en el sofá con el móvil entre las manos.
-A esto lo llamo yo una cálida bienvenida -dijo Jane con sarcasmo, que me hizo recordar a las cosas que Ellen decía en esos casos.
Zayn, por lo visto, se asustó y nos miró espantado. Luego apartó la mirada y respiró tranquilo.
-Joder, me has asustado un demonio.
-Pero si hemos llamado a Harry de que íbamos a venir -dije yo, bajo.
-¿Dónde está el resto? -preguntó Jane.
-Jane... no... no te había visto -dijo, e intentó sonreír, pero no resultó muy convincente.
Ella también sonrió. Parecía muy feliz de estar aquí. Añadió una pequeña risita.
-No importa. ¿Dónde están?
-Niall y Liam están comprando no-sé-en-dónde, y Louis.... Louis y Harry están arriba.
Le hice un gesto a Jane para que subiera y en seguida su rostro de descompuso. Asintió y subió las escaleras.
Miré a Zayn.
-¿Quieres sentarte?
Sonreí. Me moví hasta su lado y me dejé caer a su lado en el sofá verde oscuro y apagado.
Suspiró.
-¿Sabes, J? No sé si estoy listo.
-Listo, ¿para qué? -pregunté incorporándome en el sofá para poder mirarle a la cara.
-Para la fama. Para tener... fans. No soy el chico más ligón que puedas encontrar. No soy seguro de mi mismo en ningún aspecto y temo a que lo pueda hacer mal.
-Claro que no lo vas a hacer mal. Es más, tú y los chicos lo vais a hacer perfectamente bien. Sé que podéis conseguirlo. Y no lo digo como una amiga, ni como nada de eso. Lo digo como conocida, sinceramente. Confío en vosotros.
Pasaron escasos segundos en los que me miraba a los ojos, en los que yo le miraba a los suyos, en cómo resplandecían bajo la luz de la bombilla. Parecían dar luz propia.
Luego apartó la mirada bruscamente, como si no supiera lo que había hecho segundos más tardes.
-No soy como tú piensas -espetó de repente, sin mirarme.
-¿Y cómo se supone que tengo que pensar cómo eres?
-Como Harry. Como Liam. Yo no soy de esos chicos que consiguen ligarse a la primera chica que les gusta. No soy capaz.
Sonrío levemente.
-Yo no quiero que seas como Harry, ni como Liam. A mí me gusta como eres -dije convecida de lo que decía, asintiendo levemente.
Él seguía sin mirarme.
-No lo creo.
-¿Por qué eres tan negativo? ¿Piensas que si a mí me gustaran los chicos como ellos estaría aquí contigo hablando? He pasado por muchas cosas malas en mi vida, y quiero elegir bien esta vez.
Fue entonces cuando me miró y sonrió.
Y antes de que pudiera hacer nada más, me incliné hacia él y le besé en los labios. Pude sentir su sonrisa a través del beso, de cómo enredaba los dedos entre mi pelo y cómo colocaba su mano en mi mejilla.
Me aparté de él y le miré a los ojos de nuevo.
-Sabes que esto es muy empalagoso, ¿cierto? -me dijo con una sonrisa -. Pensaba que odiabas las cosas empalagosas. -Reí- ¿Ves? Yo te hubiera besado días antes, meses incluso. Pero no podía. Soy demasiado inseguro.
-Pues es hora de cambiar eso, ¿no crees?


{Narra Jane}
Jess me hizo un gesto con la cabeza para que subiera. Y en ese instante me entraron unas ganas terribles de llorar. El nudo en la garganta casi no me dejaba respirar. De hecho, senté que me faltaba el aire mientras subía las escaleras, y cómo el corazón me bombardeaba con mucha fuerza en el pecho.
Había entrado con la mayor seguridad allí, segura de lo que hacía. Pero me entró mucho miedo de repente, y no sabía por qué. A lo mejor ya lo sabía. Sólo esperaba que no.
¿Y por qué Zayn estaba tan frío conmigo? No entendía nada.
Llamé muy suave a la puerta, y casi temí que no lo hubieran escuchado. Abrí, intentando sonreír y parecer tranquila y normal. No asustada y preocupada. +
La habitación estaba oscura, pero se oían susurros en alguna parte de ella. Ceñí, sonriendo ahora de verdad.
-¿Se puede? -pregunté, quedándome en la puerta.
Perfecto. Me temblaba la voz muchísimo.
-Pasa, pasa -era Louis quien me hablaba, pero no lograba verle.
-¿Por qué estáis a oscuras? -encendí la luz.
Louis estaba apoyado en la cama y tenía el cuerpo dirigido a detrás de ella, pero la mirada oscura clavada en mí. En el suelo, sólo pude ver unos vaqueros y unas converse blancas.
No pude evitar soltar una pequeña sonrisa.
Louis apartó la mirada.
-Oh. Hola, eh.... Jane ,-carraspeó y se incorporó, quedando enfrente mía, pero seguía estando lejos- bueno. No me quiero meter en.... todo esto. Yo me voy.
Pasó por mi lado y me dedicó una de las miradas más sucias que había compartido conmigo, como si hubiera matado a su mascota o algo así. Me sentí realmente mal, y lo peor de todo es que no terminaba de entender por qué me trataba todo el mundo tan fríamente.
Harry se levantó del suelo y me miró a los ojos, pero sin acercarse tampoco. Los tenía rojos.
-Harry...
-¿Qué? -me interrumpió cortante.
Me dolió como una patada en el estómago.
Me acerqué a él y aparté uno de sus rizos de delante de sus ojos mientras él seguía con la mirada fría. Me mordí el labio. Había estado llorando.
Podría jurar que lo vi sonreír por un sólo segundo. Una sonrisa muy pequeña y muy corta.
-Para -me dijo. Aparté la mano.
-¿Se puede saber qué te pasa?
No se había acercado como siempre hacía. Ni me había apartado el pelo de la cara ni me había besado. Nada de eso.
Apartó la mirada y resopló muy bajo, casi ni lo escuché.
-Explícamelo tú.
-Harry, de verdad que...
Se apartó y me dio la espalda, aparentando hacer algo más importante que hablar conmigo. Como enredar en los papeles de encima de la mesa.
-Yo confiaba en ti.
-¿Qué?
-¡Mierda, Jane!
Entonces se aceró a mí más de las anteriores veces y me miró directamente a los ojos. Tuve que dar varios pasos atrás para que no me tirara al suelo. Estaba enfadado.
-¿Cuánto tiempo has estado mintiéndome, eh? ¿Cuánto tiempo has estado jugando conmigo? -susurró.
-¿Qué? No estoy entendiendo nada.
-Por favor, no me mientas más -tensó la mandíbula y negó.
-¡Harry! ¡Explícamelo, no sé de qué hablas!
-Puedes preguntárselo a tu amiguito Ethan, que parece saber mucho más de ti que yo. Dime, Jane -pronunció mi nombre como si lo fuera a escupir-, ¿cuánto tiempo me has estado utilizando? ¿Cuánto? ¿Desde cuándo? ¿Te ha gustado la experiencia de la fama? Por el amor de Dios, ni siquiera estoy seguro de si eras virgen o no. Lo del retraso, ¿era real o era también una mentira?
Me llevé una mano a la frente y di un paso hacia atrás.
Ethan.
-Mierda -susurré-. Harry, puedo explicarlo, lo juro. Sólo...
-Puedes ahorrártelo, de verdad. No quiero hacer que te esfuerces demasiado para idear una excusa convincente -dijo, y se dirigió a la puerta.
Me di la vuelta.
-¡Pausa! -grité sollozando.
El nudo de la garganta se había soltado con demasiada rapidez, y las lágrimas no dejaban de caer y de caer. Notaba el cuello de mi camiseta mojada, pero en ese momento no me importó lo más mínimo.
Él se detuvo, me miró y suspiró.
-¿Para qué quieres una pausa ahora?
No lo pude remediar, me lancé a su cuello y lo besé como si fuera la última vez que lo haría.
Y él, no me detuvo.


{Narra Ellen}
Llovía como si no hubiera llovido en años. Las calles estaban desiertas y el cielo estaba oscuro como la boca de un lobo. Ni siquiera se veía el reflejo de las farolas contra las nubes negras. El único sonido que se escuchaba en ese momento era el salpiqueteo de la lluvia contra los charcos formados a causa de ésta, y mis pasos apresurados contra la acera. Estaba mojada de arriba a abajo y hacía muchísimo frío. Tanto, que la lluvia podría convertirse en nueve en cualquier momento.
Maldita sea, de noche parecía que su casa estaba aún más lejos. No la había visto desde aquella mañana. No quería molestarla, pero necesitaba hablar con ella con mucha urgencia.
Por fin, llegué a la fachada de su casa, y la maldita verja blanca estaba tan mojada que me costó mucho abrirla. Me detuve un segundo y suspiré.
El porche estaba iluminado, pero, aún así, el pequeño patio ajardinado, estaba tan oscuro como el cielo, así también las ventanas estaban negras. Probablemente estaría sola en casa.
Antes de que me dirigiera al porche, distinguí una figura sentada abrazando sus piernas, justo al lado de las escaleras. No me asusté, simplemente me acerqué, casi enfadada.
-Jane... -murmuré.
Me miró por un segundo, y luego apartó la mirada.
Estaba incluso más mojada que yo. El pelo empapado se le pegaba a la cara, y el agua hacia que su pelo rubio casi resultara negro. De su cara caían gotas de agua como si estuviera en la ducha. Tenía los labios oscuros y entreabiertos. No parecía tener frío, pero de todos modos al día siguiente tendría una pulmonía.
Tenía muchísimas ganas de gritarle para que se metiera dentro de casa, que se pusiera un abrigo, o lo que fuera, como hubiera hecho una madre.
Pero, al contrario, me senté a su lado en la mojada hierba. En seguida apoyó su cabeza en mi hombro.
-Podrías... ¿Podrías quedarte esta noche aquí? -me preguntó. No lloraba, pero su voz temblaba, probablemente por el frío.
Yo no dije nada y me limité a asentir.
De reojo pude ver cómo jugaba con la pulsera que seguía colgando de su muñeca.
-No ha querido escucharme.
Fruncí los labios y seguí sin decir nada. Apoyé mi cabeza en la suya.
-Será mejor que vayamos dentro, Jane. Vamos a...
-Me da igual.
Estaba realmente frágil. No quería llevarle la contraria, y muchísimo menos ahora. Era mi mejor amiga, y por delante de todo la tenía que apoyar pasara lo que pasara. La quería.
Finalmente, ella se armó de valor para quitarse la pulsera y me la tendió entre sus dedos pálidos y mojados. Yo la acepté.
-¿Se la devolverás?
-Claro -murmuré, asintiendo y escondiendo los labios.
Pasaron unos segundos en silencio, ambas escuchábamos la lluvia caer.
Al final, me obligué a mí misma para romper el silencio.
-Jane, quiero que sepas, que te quiero, ¿de acuerdo? -dije mientras me levantaba y la miraba desde arriba.
Levantó la mirada y me miró a los ojos. Aún por la poca luz que había, sus ojos brillaban de una forma peculiar. Tenía los ojos vidriosos, y, por lo tanto, muy, muy brillantes.
-Se acabó, Ellen.


{Narra Lena}
Meredith no volvió. En dos semanas no la había visto. Por lo que deducí que no volvería.
Volvía a estar encerrada en la habitación, y me aburría demasiado, por lo que estaba contando las pastillas que ya tenía ahorradas. Me cansé demasiado rápido, pero me quedé en una cifra de 362 pastillas.
No estaba nada mal.
Había pasado una semana desde el incidente. Un esparadrapo me cubría todo el vientre, cuando en realidad no me dolía en absoluto. Mis muñecas también estaban vendadas.
Me sobresalté cuando la puerta de metal se abrió un vaso de plástico se asomó por la ventanilla de la puerta. Momentos antes había pedido un vaso de agua. Me acerqué a ella y le di las gracias cuando tomé el recipiente.
Había llegado la hora.
Cuando estaba contando las pastillas se me había ocurrido la idea.
Me senté en frente de la mesilla, en el suelo, donde estaban todas las pastillas estaban esparcidas por la mesa. Hice hueco para apoyar el vaso y volví a guardar las pastillas en el vaso original. Estaba segura de lo que quería hacer.
Me aseguré dos o tres veces de que la puerta no se abriría una segunda vez antes de tomar el ladrillo de la pared entre la mano derecha. Saqué la primera pastilla del vaso y la dejé cuidadosamente en la mesa. Después, con el menor ruido posible para no llamar la atención, estampé el ladrillo contra la pastillita, haciendo que se hiciera polvo. Lo atrapé como pude, y lo eché en el vaso de agua. Y así con todas.
¿Mi plan? Fácil. ¿Qué ganaría yo, estando allí por el resto de mi vida, sufriendo y sabiendo que lo mío no tenía remedio? Estaría toda mi vida loca.
Lo mejor es que la voz seguía ahí dándome el coñazo, pero ya no le prestaba atención. Ya no le escuchaba.
Con más de 500 pastillas estaba segura de que tendría una sobredosis. Además de que el polvo de ellas no se disolvía en el agua.
Después de más de una hora aplastando la medicación, el agua ya no era agua. Era una pasta líquida blanca granulosa. Al principio me dio demasiado asco, pero luego recordé que era mucho peor estar loca de por vida.
Simplemente, me quería morir. Y eso iba a hacer.
Suicidarme.
Estuve a punto de pedir otro vaso de agua, pero seguramente no tendría el mismo efecto que yo quería con más agua.
Tomé el vaso entre mis manos y lo miré con miedo.
No vas a acojonarte ahora, ¿verdad? 
-¿Te vas a callar, o tengo que volver a hacer un numerito? -dije con tranquilidad, sin apartar la mirada del vaso blanco.
Mi estómago se revolvió.
Sin pensarlo más veces, me tomé el agua de un trago, y enseguida me sentí mareada. Sentí cómo penetraba en mis venas, en mi hígado, en todos los rincones de mi cuerpo, y sentí un puntiagudo dolor en mi cabeza y en las heridas que me había hecho al rededor de mi piel.
Me tumbé en el suelo y dejé que la muerte viniera sola. Me sentí adormilada, y cada vez sentía más dolor, aunque uno sordo y de fondo. Más que dolor, era impotencia.
Mi última visión fue a la pared, en la que momentos antes había conseguido escribir con sangre nueva que me había provocado un mensaje en la pared.
Cerré los ojos.

Gracias, Meredith. Eres mi heroína. Te quiero.



Gracias, pero no necesito ayuda. Puedo morir por mí sola. 



+-+-+-+-+-+-
Hola lector, lectora, o cualquier otro ser mágico que pasa casualmente por este blog, y se ha parado para leer esto. Tal vez te resulta un poco raro verme aquí comentar después de este capítulo; a mí también se me hace raro. No lo haría si no sería importante. Lo primero que quiero decir es que este ha sido el último capítulo de 'Same Mistakes', y que probablemente no haya más. Digo probable porque puede que continúe la historia, pero por ahora, no. 
No quiero dar las gracias a nadie en especial -no por no tener a nadie, pero porque no quiero dejar a nadie sin un hueco en este blog- , pero sí a cada una de las persona que comenta y que me da a saber que lee la novela, y que no es otro florero que sólo está ahí, acumulando mis comentarios. En serio, gracias. Y si no comentas, pero sí lees, hm.. no sé qué decirte. Pero no te doy las gracias.
No quiero dejar aquí un mega comentario, porque sé que la mayoría de las personas que ha leído el capítulo, no está leyendo esto realmente. Y sé que podría aburrirte. 
Voy a volver al probable de la continuación de la historia. No sé si quiero seguirla, más que nada porque me paso más de media hora avisando a 167 personas, para sólo recibir los comentarios de 50 personas, si tengo suerte. Así que, si la sigo, sólo avisaré a las personas que sé que leen, y que no me responden sólo con "Siguiente" o  "me ha gustado este cap" o con un "ME ENCANTA". No quiero sonar borde, pero no me hace gracia este tema. Y, si continúo la historia, quiero saber si tú realmente quieres que la siga. Dejando un comentario. NO VALE EN TUENTI. Tiene que ser en el blog. El máximo de comentarios que he recibido en este blog ha sido de cinco, así que me gustaría que me dejaras un comentario, y así llegar a cinco. Vuelvo a repetir. LOS COMENTARIOS EN LOS QUE PONGA "SIGUIENTE" SERÁN AUTOMÁTICAMENTE ELIMINADOS. Si me dejas un comentario, pon por qué te gustaría que la siguiera, y todo eso. Quiero saber si todavía me quedan lectoras/es, o si escribo para mí misma. En serio lo quiero saber. Y, por favor, si ya hay cinco comentarios, no dejes de comentar. Porque para lo mismo no subo una segunda parte. El número de comentarios no depende de eso, es sólo que si hay menos de cinco comentarios no subo de seguro. 
Eso ha sido todo. Ha sido un placer para todas, de verdad me ha gustado mucho. Y, si esta es la última vez que entro en este blog -voy a seguir subiendo historias en Wattpad-, te quiero, y gracias por soportarme, por leerme y por estar aquí. Te quiero. te echaré de menos. 

-Dreamer {mauri}
x

Comentarios

  1. Cariño, no quiero que lo dejes, porque simplemente me encanta. Se que molesta mucho que solo te pongan un siguiente (soy escritora tambien). No quiero que se acabe, porque es simplemente perfecta, de las mejores. Ya sabes que nunca te he contestado con un ''siguiente'' (soy Erica Sanchez, en el tuenti, por si no sabes quien soy) Espero que... aunque no sea mucho mi comentario, te sirva de apoyo. Porque yo, te apoyo a continuar, a seguir con esto, ya que se te da muy bien. Y sé, que hay personas como yo, a las que enamoras con tu forma de escribir. Espero que te acuerdes de nosotras. Y tambien que continues jaja(;
    Te quierooo un montón, no nos conocemos, pero sé que te quiero.
    Un besoo guapaa(:

    Cris ^.^ (sii, este es mi nombre real jaja)

    ResponderEliminar
  2. No la puedes dejar, no debes dejarla! Llevo leyendo este blog desde el capitulo 11 mas o menos, haces que ria, que llore, que salte de ilusión e incluso que me preocupe por personas que, mayoritariamente, no existen. Este blog me encanta porque no es el típico, es especial y si lo dejaras me romperías el corazón. No quiero parecer pelota pero gracias a ti reuní el valor de empezar a escribir una novela, te admiro muchísimo y no quiero que abandones algo tan especial. Se que no me conoces y no creo que nos conozcamos nunca pero ya eres una amiga para mi, tu forma de escribir te describe y sabes expresarte tan bien que eso me fascina. Se que es una putada que no comenten o que solo digan "siguiente" pero tienes que seguir luchando por aquellas personas que aun siguen a tu lado. Si dejaras el blog estaré realmente triste pero te entenderé y aun así te seguire queriendo :) Muchas gracias por todo.
    Lou (Lourdes Pinto Pineda en tuenti :3) Xx

    ResponderEliminar
  3. Esto es una broma de mal gusto verdad?,luego pondrás un comentario con un'ERA BROMA!',verdad?VERDAD?,para lo único que entro en ese Tuenti,es para ver si has subido un capitulo!SABES QUE ANTES DE LEER ME PREPARO PALOMITAS,UN PAQUETE DE PAÑUELOS POR SI ACASO Y ALGUNA BEBIDA?? LO SABIAS?? COMO NOS VAS HA DEJAR?A lo mejor solo,necesitas tiempo para pensar o algo pero,no dejarla,si quieres tiempo yo,te apoya,y l@s demás lector@s también,y quien no te apoye,pues.. se puede ir por donde amargan los pepinos,no los pimientos que están mas malos,por lo menos para mi,no la dejes,porfi,porfi,porfi.... *cara de corderito y de rodillas*

    ResponderEliminar
  4. me encanta tu sentido del humor de verdad jajaja diciendo que ya se acabo jajaja.
    ahora enserio no la dejes así que engancha un monto aparte se entiende muy bien ya que escribes de maravilla no como yo jejeje.
    tan solo te dijo que cuando la empece a leer me quedaba hasta las 4 de la mañana leyendo ya que me hacia reír jajaja e imaginaba lo que contabas como si cobrara vida en mi habitación (suena raro) bueno la cuestión es que no la dejes así por que todas las lectoras o lectores queremos mas y eso es por que nos gusto o nos encanto así que síguela por lo que mas quieras.
    PD: no comentaba antes porque no tenia cuenta en el móvil por me la hice y empece a comentar ahora tengo dos jejejeje por ciento mi otra cuenta es lisbeth malik que te comente en el cap. 55

    ResponderEliminar
  5. Soy Alicia Poynter, me tendras agregada al tuenti. No me hagas llorar por favor!!!! Te juro que estoy llorando. Primero por el capítulo porque no lo puedes dejar así y segundo porque probablemente lo vayas a dejar así. Voy a decirte todo lo que pienso:
    1. El tuenti ese lo cojo solo exclusivamente para que tu me mandes tus preciosos mensajes de "Nuevo capítulo".
    2. Tu has hecho que yo escriba una nueva novela. Si, tu. En muchos aspectos me he inspirado en ti, en como escribes...
    3. Tendrás lectoras/es "florero" pero las que leemos tus capítulos y nos llega al corazón y te escribimos comentarios de que tu novela nos ha llegado, de que no dejes de escribir nunca, de que te apoyaremos todo lo que podamos... Seremos pocas las verdaderas lectoras pero te queremos un monton. Comprendo que te sientas así porque de 167 lectores, 50 te respondan y mas o menos 20 de ellos solo con un "Siguiente" o un "Me ha encantado". Yo te escribo esas cosas pero lo relleno mucho porque yo hablo mucho y porque verdaderamente lo siento todo lo que te digo. Escribes de puta madre. Describe todo tan bien como si lo tuviera delante de mis narices. Les das toques de intriga, ternura, humor, tristeza y amor. Me he enamorado de tu novelaaaaaa XD.
    4. No digas que eres borde porque no lo eres. Yo también me sentiría mal. Lo que pasa es que a veces soy muy tonta porque no me doy cuenta ¿Y por qué no me doy cuenta? Porque soy tan feliz cuando me mandas al tuenti un mensaje de nuevo capítulo. Soy tan feliz cuando leo todo lo que escribes. ¿Cómo lo haces? ¿Cómo haces para escribir así? Porque yo me quedo WTF XD ¿Cómo demonios lo haces? Porque cuando yo escribo lo que sea lo comparo con lo tuyo y lo mio es una verdadera basura. Una puta mierda. En serio, no te estoy pelotilleando, todo esto lo siento en mi corazon. (Me estoy poniendo muy dramática XD)
    5. Lo único que puedo hacer ya es apoyarte. Piensalo bien. (Por favor, por favor, por favor, no dejes esto así porque yo soy tan feliz que no vivo en este mundo, vivo en el mundo de la piruleta y no quiero dejarlo. Ya lo sé, soy egoísta pero es que no lo puedes dejar así!!!) Piensalo bien y hazlo por todas nosotras/os porque te queremos muchisimooooooooooooooooooooooooo!!!!! Por ultimo te quiero decir que he pensado muchas veces que iba a la librería del Corte Inglés y me compraba Same Mistakes. Y que me gustaría mucho conocerte porque me caeees muy bieeeen. Que te quiero muchísimo y que te mando muchoooos besos desde Córdoba.

    ResponderEliminar
  6. Por favor Mauri, no la dejes. Eres mi escritora favorita haha y te lo he dicho muchas veces que me encantaría que hicieran una peli de tu nove porque es asdfghjk. Tú forma de escribir es sencillamente perfecta :3 Con esta novela, me has hecho reír, llorar, enfadarme, emocionarme... incluso enamorarme. Sabes que algunas veces se me olvida decirte lo mucho que aprecio tu novela y a ti, por supuesto. Bueno, y con esto quería decirte, que siempre que subes un capítulo, me quedo con ganas de más. Siempre estoy ansiosa por ver un nuevo comentario tuyo, diciendo que has subido un nuevo capítulo. Y no me enrollo más, simplemente, decirte GRACIAS, por estos maravillosos capítulos de tu esfuerzo, interés y tiempo. Te quiero y te echaré de menos. Ojalá la sigas :3 Nereaa xoxo

    ResponderEliminar
  7. Que?! Por Dios! No nos hagas esto! Si! He dicho NO NOS porque somos muchas las que estamos leyendo Same Mistakes! Es una de las mejores novelas que me leido y te lo digo desde mi dulce corazon *~* En la descripcion de ti, en tu blog dices que eres timida, pero tu no eres timida, la gente timida no se expresa! Y tu! Tu! Dios! Si que te expresas! Yo no soy de las que lloran enseguida por todo, no, pero con tu novela... Ya llevo 3 paquetes de pañuelos y sonrrio mas de lo normal, imaginate.
    A lo que voy, mucha gente leera tu novela, y sabes? Este es el primer comentario que te escribo, si, porque antes no sabia como narices se hacian, no porque no me guste tu novela. Esque como es tan Asdfghjklñ se me paraliza el cerebro y no puedo pensar nada mas en tu novela.
    Pero PORFAVOR no dejes de escribir por nada del mundo, tienes un don magico y ojala mas gente de la que llevas enganchada aqui se de cuenta de eso y te apoyen.
    Bueno esto es todo lo que te queria decir, asi que soy Paula, me puedes llamar Pau si quieres, un besazo unicornia y ya sabes... No pares de escribir por nada del mundo, a no ser, que nuestros chicos de las escaleras te lo pidan, entonces ya... Jaajjjaja! Que es broma guapisima! Ojala continues porque ese final, no es buen final para este Best Seller!!! :)

    ResponderEliminar
  8. HAHAHAHAHAHHAA CLAAAARO TU LA TERMINAS Y ONE DIRECTION SON NORMALES NO? HAHHAAHAH AI QUE ME DA ALGO...NO VENGA AHORA ENSERIO.TE ESTAS PLANTEANDO DEJARLA :( ? VALE SI PUEDE QUE CINCO COMENTARIOS EN 56 CAPITULOS ES MUY...RARO QUIERO DECIR QUE ESZ UNA TONTERIA PORQUE TU TE ESFUERZAS PARA HACER ESTPS CAPITULOS Y SINCERAMENTE TE
    DIGO QUE A LO MEJOR YO NUNCA E COMENTADO Y SI LO E ECHO LO E CONTESTADO CON UN MISERO "SIGUIENTE" O "ME ENCANTA" Y AHORA ME DOY CUENTA DE QUE ESOS SIGUIENTE/ME ENCANTA NO AGRADAN NADA....Y SINCERAMENTE ME E DADO CUENTA Y LO SIENTO ENSERIO SI PIENSAS QUE PONGO SIGUIENTE POR PONER ESTAS EQUIVOCADA ME ENAMORE DEL PRIMER CAPITULO Y ME ENAMORARE DEL ÚLTIMO Y SI ES ESTE PUES YA SABES

    ♡.♡ NO SE SI TE HABRA PASADO ...HAY MUCHA GENTE QUE DICE QUE LEE MI NOVELA Y NO LA LEEN HAY MUCHA GENTE QUE ME DICE : VOY A PONER COMENTARIO! Y NUNCA LO PONEN Y SOBRE TODO PIDO QUE ME PONGAN COMENTARIOS EN EL BLOG Y NO LOS PONEN ES COMO WTF? ME ESFUERZO EN HACER ESTO Y TU NO ERES NI POR PONERME LO QUE TE GUSTA DE LA NOVELA O DARME TU OPINION PUES GET OUT OF MY KITCHEN BITCH! ESO LO E PENSADO MUUUCHAS VECES PERO NUNCA E TERMINADO COM LA NOVELA Y AUNQUE HICIERA LO MISMO QUE TU OSEA PONER UN TESTAMENTO EXPLICANDO LO QUE TE PASA...NO ME HABRIAN ECHO CASO Y A TI...NO HAS VISTO LAS COSAS QUE TE HAN PUESTO QUIERO DECIR LOS COMENTARIOS DE AQUI ARRIBA ↑ SON ASSDFFGHJKL *-* QUIERO DECIR ESTAS PERSONAS TE ESTAS DICIENDO LO QUE PIENSAN Y NO QUIEREN QUE ESTES ASI...IGUAL QUE YO YO NO QUIERO QUE ESTES ASI PORQUE ERES UNA GRAN PERSONA Y UNA GRAN AMIGA Y UNA GRAN ESCRITORA Y EL QUE NO SEPA APRECIAR ESO ES QUE ES UNA. ..BITCH! BUENO ESPERO HABERTE ECHO DE REIR :D O ANIMARTE AUNQUE SEA PORQUE MI OPINIÓN TE LA ACABO DE DAR Y ES...NO TERMINES LA NOVELA Y QUE NUNCA NADIE TE OBLIGE A DEJAR ALGO QUE QUIERES *0* QUE CURSI *0* PERO ES LA VERDAD... Y ESO QUE GRACIAS POR HACER LA NOVELA TAN INTERESANTE Y TAN ASASFGJK QUE ESO TIENE MERITO! ^-^ YA HABLAREMOS :) ME TIENES EN EL TUENTI SOY ESA PEQUEÑA UNICORNIA LLAMADA MARINA COTOLI ÁLVAREZ :)

    ResponderEliminar
  9. Que no, que no, que no. Ay Dios, no quiero que la dejes así, en serio.
    A lo mejor he sido yo la que alguna vez te ha puesto un 'siguiente' o un 'me encanta' como respuesta de tu aviso, y me arrepiento un montón, UN MONTÓN.
    Yo no soy de esas chicas que hacen unos comentarios tan aldboabxoanzoaj como las que han comentado antes que yo, pero quiero que sepas que tienes todo mi apoyo para continuarla. Cada vez que veo un comentario tuyo en mi tablón del Tuenti grito: 'YA HAY CAPITULO NUEVO DE SAME MISTAKES, NO ME MOLESTÉIS O LO PAGARÉIS MUY CARO'
    Cuando termino de leer el capi me quedo con ganas de más, de mucho más y lloro, porque quiero seguir experimentando esa sensación de emoción al leerla. Transmites mucho, solo con unas cuantas palabras ya eres capaz de emocionarme, no se como lo haces.
    Seriously, tu novela es muy aobskabdoabdosdo, yo escribo una y cada vez que alargo en capítulo, me leo el último tuyo, me fijo en como expresas los sentimientos de los personajes, las descripciones de los lugares o situeciones, intento escribir algo parecido pero me sale UNA MIERDECILLA PISADA COMPARADO CON TU FORMA DE ESCRIBIR. En serio, no dejes de ser escritora porque vales para ello.
    La verdad es que no sé como terminar mi comentario, solo te digo que mucho ánimo y que tienes unas lectoras de verdad justo aquí. Te queremos, y si sigues con la novela que sea por ti y por nosotras. Cuenta con nosotras para lo que sea <3
    Att: Andrea Valverde (en tuenti)

    ResponderEliminar
  10. JAJAJAJAJA esto es una broma verdad? O sea hay una cámara oculta para grabar nuestra reacción al leer que la dejas? No en serio Mauri no puedes, no nos puedes hacer esto!
    No sé si te lo habré dicho alguna vez o sólo lo he pensado pero le he visto en un comentario y te lo digo yo también: deberían hacer una película de tu novela.
    Tía Mauri que no puedes dejarla que estoy segura que desfrutas escribiéndola y yo/nosotras leyéndola y te aseguro que esta es la ÚNICA novela que leo, porque las demás son todas iguales y no me gustan así que por favor sígela.
    @paynelover_

    ResponderEliminar
  11. Hola, Dreamer.
    Me siento mal. Yo leía, pero no comentaba y si comentaba era cada x tiempo/capítulos. Y realmente, lo siento.
    Bueno, voy a hacer este comentario como si no hubiese leído esa última parte que nos has puesto, ¿vale? No quiero que el comentario sea triste, quiero sacarte alguna sonrisa porque creo que estarás un poco mal con todo esto.
    Empezaré con mi adorada Yein(Jane), JAJAJA. Ya sabes que amo escribir su nombre así. Pues no sé qué decirte sobre ella, cielo. Es que no puedo creer que todo se haya acabado entre Hazza y ella. No puede ser verdad (un poco irónico porque la novela es ficción y nada es verdad, lol). Harry debería de haberla escuchado, debería haber dejado su orgullo aparte. Aunque en realidad, metiéndome en el papel de Hazza, lo entiendo… porque el estúpido de Ethan es tan imbécil. He’s a fucking asshole. Cí, ai spic tu yu in inglish bicos ai rul de guorl; guel, meibi nou but ai zink guan dei ai guil rul de guorl(?).
    Lena, mi Lena. Tampoco puedo creer que haya terminado con su vida así. Sobredosis. Dios. Creo que no hace falta decir que odio a Meredith. ¿“Gracias Meredith’’? No, Lena, no. Realmente pienso que Lena tenía esquizofrenia. La estúpida psiquiatra a la que Lena le cogió confianza no creyó a Lena en lo de Liam y dijo que se lo había inventado. Pero, después pasó lo de Byron: confundió a Byron con Liam. Todos los síntomas coinciden… las voces, los enfados, la bipolaridad… Y me ha decepcionado Lena en el aspecto de que ha sido cobarde matándose, en vez de enfrentarse a su problema e intentar seguir adelante. Pero por otra parte, estaba sufriendo demasiado; la esquizofrenia es… dura. Supongo.
    La parte de Yina me ha dejado un poco confundida y aturdida. Es que no lo he entendido muy bien. O sea, ¿quién es su padre? ¿El hombre que estaba en la cárcel es un asesino? ¿Y ese es su padre? ¿Y por qué Yina tendría que creer a Forrest? ¿Por qué el padre de Yina (del cual no estoy muy segura que sea su padre lol) le debía ''una gorda'' a Forrest? CORRE, FORREST, CORRE. Okya, ES QUE ME MEO AJAJAJAJJAAAJAJJA. Bueh, que eso me lo tienes que explicar bicos ai don anderstand dat.
    SIENTO ESTA CACA DE COMENTARIO, LIKE ALWAYS. ADEMÁS DE QUE ESTOY PONIENDO AQUÍ LA BIBLIA Y TE ESTARÉ ABURRIENDO UN HUEVO Y MEDIO.
    Una cosilla que te iba a decir es que me cuesta leer un poco la novela. No por el contenido (el contenido es kdgkhgkjskjkga *-*) sino por la letra y eso. Es un poco pequeña e ilegible. Desde mi punto de vista, quizás para otros está genial. Era solo para decírtelo (?) como una especie de consejo o algo, idk xddd. Es solo eso, que me cuesta un poco-mucho leer. Sobre todo por lo pequeña que es. Tengo que aumentar la pantalla (no sé cómo explicarlo lol xd) con el CONTROL+. No va a malas, así que no te lo tomes a mal, ¿vale? No quiero que te enfades conmigo por esta tontería D:
    Bueno.......... y ahora......Iba a hablarte de lo que nos ha puesto en el capi.
    Sé que le dedicas mucho tiempo a escribir(eso se ve en los capis tan askhgkhask que haces) y que después, quizás no recibes la recompensa que te mereces. También sé ---o al menos, eso creo--- que te encanta escribir. Vamos, como a mí. Somos iguales, solo que con diferentes edades JAJAJAJA. Mira, yo te voy a hablar de una cosa que me ha pasado a mí, ¿sí? Si no quieres leer esto, pues te lo saltas y yahta. SIMPLE, BUT EFFECTIVEEEEE JAJAJAJAJJAJ.
    Hace como un año yo empecé a hacer una novela en metroblog (ahí es donde hice mis primeras novelas). A parte de esa novela, yo estaba haciendo también la de los sueños blah blah blah(el título es larguísimo y me da pereza escribirlo xDDD). Así que digamos que estaba un poco agobiada. [Te hablo del verano de 2012]. Me pasaba la mayor parte del tiempo escribiendo. ¡Estaba en verano! El verano es para disfrutar, para pasártelo bien y dejar el instituto aparte. Yo estaba por dejar la novela de los sueños blah blah blah. Y la otra también.
    Voy a seguir con el comentario en otro comentario(?) que no me deja D:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ↑↑↑↑↑ CONTINUACIÓN DEL COMENTARIO DE ARRIBA. ↑↑↑↑↑
      +Era como estar atada a algo. Si no publicaba, perdía lectoras. Perdía votos (en el caso de metroblog). Se olvidaban de mi novela. Creo que llegué a odiar una de las cosas que más me gustan en el mundo: Escribir.
      A pesar de todo, decidí darme un tiempo en la de metroblog(al final, la he dejado; no merecía la pena continuar). Y me centré en la de los sueños.
      Creo que hice lo correcto, pues la de blogger me gusta mil veces más que la de metroblog.
      Si tú crees que no continuar la novela es lo correcto, respetaré tu decisión; no obstante, eso no quiere decir que no me deje bastante triste. A mí, y a todas tus verdaderas lectoras. Pero es que te entiendo, yo he pasado por lo mismo que tú. Pocos comentarios… No saber si te leen… Pensar que realmente se ríen de ti diciéndote un estúpido "¡SIGUIENTE!" porque no leen la novela. Me pongo en tu piel, o al menos, eso intento.
      "Y, si continúo la historia, quiero saber si tú realmente quieres que la siga."
      ¿Estás loca? ¡¡CLARO QUE QUIERO QUE LA SIGAS!! Pero sólo si tú estás cómoda y no te sientes mal.
      Espero haberte sacado alguna que otra sonrisa. También espero haberte entendido y haberte ayudado intentando meterme en tu piel.
      Toda esta gente del blog te apoya. Y mi hombro siempre estará a tu disposición si quieres desahogarte. Ayer vi en twittah que estabas por llorar. NO LLORES. No quiero que llores, ¿Vale? No eres tonta, ni gilipollas. Así que no te sientas mal por esto.
      Te quiero mucho, Dreamer.
      Tienes una amiga aquí que se llama Ana y que de veras, te quiere mucho, mucho. Xx

      Eliminar
  12. Tiaaaaa, NO acabes esto asi , que qeda mal!!, eres una gran escritora y una gran directioner , me gusta mucho esta historia ,y a muchas mas ,tienes mas de 50.000 visitas , yo no tengo ni 1000 , y no escribes solo para ti es para todas , one direction es una gran inspiracion y no eres buena en esto , eres gennial , nos as enseñado muchas cosas a todas !ç

    te aprecia mucho glenis xx

    ResponderEliminar
  13. Vamos a ver , espero que esto sea una broma porque no tiene ni puta gracia! ¿¿¡¡COMO QUE NO VAS A ESCRIBIR MAS !!??
    MIRA SI HCE FALTA AMENAZO A LA GENTE, pero tu no me dejas sin tu novela , y menos en este momento. No quieri que sientas que no estamos ahi para apoyarte y comentarte la novela, pork , simceramente , es la mejor. Porque hay chicas como yo que necesitamos tu novela para sobrevivir en este mundo de mierda! Asi que no quiero que tu novela se acabe , oc? Ale , con Dios! Por supuesto yo tambien te pido el siguiente capitulo. Un beso <3

    ResponderEliminar
  14. Por favor no dejes NUNCA NUNCA NUNCA de escribir!! Vales para esto y es que gracias a tu novela consigo despejarme de todos mis problemas, no se que mas decirte porque para describir tu novela solo hay una palabras GENIAL! Por favor siguela, no lo dejes por personas que no comentan, muchas gracias :))
    PD:si haces segunda parte o si subes caps me puedes avisar por twitter?? Aqui te lo dejo @_maria_98 muchisimas gracias de nuevo de verdad besiss

    ResponderEliminar
  15. Bueno mira, yo soy de las que leo y no comento, pero sí me dices esto tengo que comentar sí o sí.
    No termines la novela asi porfavor , que escribes super bien y tú historia enganchado un montón, que hay veces que haces un capitulo lo leo y me dejas más o menos una semana dándole vueltas a la cabeza sobre como será el siguiente y antes de leer lo de que alomejor es el último capitulo ya estaba dándole vueltas a como será el siguiente capitulo y me dices eso y no se que pensar. Por favor no la dejes que no sabes lo que me a enganchado está novela, que la empecé a leer más o menos sobre el 15 capitulo ni me acuerdo como la encontré pero me enganchó mucho y bueno sí al final la dejas al menos dime los enlaces o algo de tus waapat ( o como se escriba que yo no se) Aunque eso que me encanta tú novela y que yo sí que leo tus comentarios de después del capitulo y que por favor no la dejes :))

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Capítulo 7

No es definitivo.

Capítulo 11