7~

Antes de comenzar, quería dedicar este capítulo a Irene, que tanto apoyo me ha dado últimamente y siempre ha estado allá para sonrojarme. Te amo(: <3

Capítulo 7:
{Narra Jane}
-¡Eh!-chillé, divertida.
Agarré la toalla mojada que me había lanzado y se la tiré de vuelta. Él soltó una suave carcajada.
Hacía poco, habíamos empezado una guerra de agua que la verdad ni recordaba como había comenzado. Lo que sí recordaba es que no comenzamos con agua, si no con tomate frito, así que tenía una gran raya roja atravesaba toda la parte delantera de mi camiseta de tirantes gris. También era cierto, que yo estaba mojada de arriba a abajo y Harry no tenía mas que alguna que otra gota aleatoria en la espalda.
Por mi sorpresa, cogió la toalla en el aire elegantemente y la tiró al suelo.
-No conseguirás mojarme-me sonrió burlonamente.
-¿No? eso ya veremos..
Arqueó una ceja y corrió hacia mi, con los brazos abiertos, dispuestos a cogerme. Yo lo esquivé y corrí hacia la toalla, pero me resbalé con el cesped mojado y caí al suelo tormemente, pero conseguí hacerme con la toalla.
Harry soltó una carcajada más fuerte y yo otra.
-A ver quien se ríe ahora-murmuré divertida.
Lancé la toalla mojada, que aterrizó directamente en el vientre de Harry.
-¡Toma ya! 25-1
Me levanté de un brinco y me crucé de brazos.
Harry reía a carcajadas.
-Me he dejado. Es que me dabas lástima-se pasó la mano por el pelo.
-Si si-dije acercándome a él. Entonces, se me ocurrió algo-.¿Tienes manguera?
-No. Pero ya veo tus intenciones.
-¿Ah, si?
-Sí-me guiñó un ojo.
Reí suave y me alejé. Me tumbé en el único trocito de cesped que no estaba mojado, dejando que el ardiente sol me diera en la cara y secara mi pelo. Cerré los ojos. No todos los días hacía tanto sol en Inglaterra, tenía que aprovechar.
Cuando estaba apunto de dormirme, un chorro de agua me mojó la cara y el cuerpo. Abrí los ojos de golpe y chillé, riendo. Me levanté, rápida y observé como Harry disparaba hacia mí con la maguera.
-¿Pero no habías dicho que no tenías manguera?-grité, intentando parar el agua con las manos.
-Ahh, sorpresa-dijo sonriendo.
Corrí hacia él entre risas, intentando esquivar, sin éxito, el agua que me mojaba cada vez más y cuando estuve apunto de atrapar la manguera, una voz familiar me interrumpió:
-¿Jane?¿Harry?¿Qué se supone que hacéis?
Era Yina, que asomaba la cabeza por la puerta de la terraza.
-¿Yina?¿Qué haces aquí?-preguntó Harry, extrañado, distraído.
Ahí estaba mi oportunidad.
Rápidamente, le arrebaté la manguera de las manos y apunté hacia él, que se mojaba cada vez más. Alargó la mano y apagó la manguera desde su disposición.
-¡Se acabó!
Reí
-No, tenías razón, no conseguiré mojarte. Además, empezaste tú con la manguera-le guiñé un ojo.
-¿Hola? Sigo aquí-dijo Yina.
-¡Yina! Me olvidaba de ti, ¿qué haces aquí?-dijo Harry, cogiendo una toalla seca  y secándose el pelo.
-Nada, estaba dando una vuelta por el barrio con mi hermano y oí gritos, asi que, como no me abríais la puerta, decidí entrar.
-¿Tu hermano?¿Ha venido?¿Dónde esta?
-Fuera, dice que esta mal entrar a casas ajenas sin permiso
-Su hermano tiene razón-murmuré.
Harry rió bajito.
-Ah, dile que pase.
Se encogió de hombros y entró en la casa.
-No sabía que tenía un hermano. ¿Por que no estuvo en la fiesta anoche?
-Prefiero que te lo cuente él, yo no se muy bien todo lo que pasó.
-Ah.
Me encogí de hombros y sacudí el pelo mojado.
-Harry
Alzó la mirada y me miró.
-Tenías razón
-¿En qué?
-Tu pelo si que parece una fregona si está mojado.
Soltó una carcajada y se sacudió el pelo.
-Cada día me sorprendes más.
-Era una broma eh, era para ver cómo reaccionabas.
Rió de nuevo
-¿Jane?-una voz extrañamente familiar me llamó la atención.
Me giré en dirección a la puerta y vi a un chico alto, rubio y con los ojos canela.
Aiden
-¿Aiden?¿Qué haces aquí?-me acerqué a el sonriendo.
-Justo te iba a preguntar lo mismo.¿Tu no vives el Londres?
-¿Os conocéis?-preguntó Yina
-Sí, fuimos un tiempo al mismo instituto.
Harry se acercó.
-¿Sois hermanos?-pregunté yo, perpleja. Si no se parecían en nada.
-De madre, de padre no está tan claro.
-En fin, cambiando de tema.¿Tenéis algún plan para comer?
-Estábamos intentando hacer macarrones a la boloñesa, pero una cosa llevó a otra...-señalé mi camiseta, cubierta de tomate.
-Culpable-Harry levantó la mano, sonriendo.
Todos reímos y yo le pegué un codazo suave.
-¿Y qué os parece si os invito a comida china? Hay un restaurante muy bueno cerca y hace un montón que no voy-propuso Aiden.
-¿Enserio harías eso?-preguntó Yina entusiasmada.
-¿Y por qué no? No todos los días reuno a viejos amigos.
Harry se encogió de hombros.
-Por mí bien, pero no dejaré que pagues tu solo.
-Eso ya lo veremos-Aiden sonrió.


-¿Trabajas en una pastelería?-pregunté entusiasmada.
-Sólo los sábados, pero ayer me dejaron el día libre por la actuación y tal.
-Que guay, ya me harás algún bizcocho o algo, no?
-A mí ya me hizo uno-dijo Yina, orgullosa.
-Om...
Nadie ha pedido tu opinión, pensé.
-Bueno, ¿y qué tal Ellen?-preguntó Aiden
Esa pregunta me vino desprevenida.
-Pues, muy bien. Pero te hecha de menos, la tuve que aguantar como dos meses llorando.
-¿Ellen?¿Quién es?
-Es hum.....una amiga-vaciló Aiden.
-Una buena, diría yo.
-Aaah..
El restaurante chino al que nos había llevado, era realmente bueno, y no muy caro comparado con otros restaurantes de mi ciudad. Todos habíamos terminado de comer, pero la conversación era muy entretenida y me estaba divirtiendo mucho. Antes de salir de casa, Harry y yo tuvimos que cambiarnos de ropa, ya que estaba empapada de arriba a abajo.
Durante la mayor parte de la jornada habíamos hablado de la vida de Yina y Aiden y cómo su madre no aparecía nunca y cuando lo hacía, era para volver a irse. Y lo que más me sorprendió fue que Yina no se cortaba a la hora de hablar mal de su madre, decía que era "una furcia que se aburría mucho y que veía más techos de los dormitorios de completos desconocidos que a sus propios hijos", palabras textuales. Además, decía que escribía bien libros sobre vidas de "desgraciados"  y gente sin suerte en la vida, pero solo "por experiencia propia". Pero Aiden no se quedaba mirando, si se pasaba un solo poco, ya estaba encima, regañándole.
También descubrí que Aiden era 2 años mayor que Yina, que tenía 16. Supe que Harry y ella cumplían el mismo día y yo aproveché la situación para añadir que tenía 15, pero que ese junio cumplía los 16.
Un camarero con una camiseta negra se acercó a nuestra mesa y depositó un pequeño platito de porcelana. Enseguida descubrí lo que había en ella: Galletitas de la Suerte Chinas.
-Oh! Nunca he comido de estas-repuso Yina, alargando el brazo y cogiendo una de las pequeñas galletas.
El camarero hizo una reverencia y desapareció en la cocina.
Alargamos el brazo y agarramos una galleta cada uno, yo, me llevé el, tentempié al plato y abrí la galleta con cuidado, metiéndome algún que otro cachito a la boca. Un papel blanco apareció, la desenrollé y leí:
                  "La plus forte l'amour est ce qui nest né à parir de rien"
-El mío está en frances.
Aiden levantó la mirada de su papel y me quitó el papel de las manos.
-He dado algo de francés en el instituto, aquí pone: "El amor más fuerte es aquel que nade de la nada".-me devolvió el papel.
Cuando pronunció aquellas palabras, los recuerdos comenzaron a llegar; el río Támesis, Daniel, el bar abarrotado de gente, el beso, su cara empapada de café con caramelo, las lágrimas en la parada del autobús, los rizos, su voz pidiéndome la hora, su sonrisa, y por último, el iPhone en aquel sillón azul. Ya oía a Ellen decir: "Casualidad o destino?"
-Oh, qué bonito-me sonrojé.
Harry tosió.
-Sí, pues el mío esta en un idioma extraño.-se quejó Yina, atrayendo la atención.
-A ver-le pedí el papel sonriendo y ella me lo entregó sin mirarme.
Leí:
         "Est nihil sub sole, semila sunt tantum, vos seminatur".
-Está en latín, más o menos pone: "No hay nada bajo el sol, solo las semillas que has sembrado". O algo parecido.
-¿Sabes latín?-preguntó Harry, que se limitaba a comerse la galleta, dejando de lado la nota.
-Doy algo de latín en historia, pero como es parecido al español, algo sé.
-¿Sabes español?
-Sí, bueno, mi madre es española, y nací allá. Pero solo lo básico, tampoco sé mucho.
-¿Eres española? ¿Y cuando te mudaste?-dijo Aiden, que había escondido su papelito.
-Hace....2 años, creo.
-Vaya-Harry parecía impresionado-.Dicen que son unas locas.
-Bueno, un poco
-Pero Jane no es nombre inglés?-parecía que Yina no se lo creía.
-Sí, es que mi padre es inglés y es muy cabezota.
Harry acabó de comerse la galleta y desenrolló el papel, que lo leyó con el ceño fruncido. Esbozó una mueca de extrañeza.
-No entiendo mi nota.
-Lee a ver.-Los ojos de Yina parecía que se iban a salir de sus órboitas de la curiosidad.
-"Atento a las novedades. Tu vida cambiará completamente y para siempre. Pero ojo, eso no quiere decir que tus amigos desaparezcan"
-Por lo menos está en inglés-murmuró Yina.
Yo me encogí de hombros.
-Yo tampoco la entiendo-reflexioné y saqué lo primero que se me pasó por la cabeza-. A lo mejor te haces famoso.
Rió.
-Sí, "Harry Styles, el mejor pastelero del mundo"-dijo sarcástico.
-Noo, quiero decir por cantar. A lo mejor las chicas se vuelven locas al oírte cantar y a partir de entonces no puedes salir de casa ni para tirar la basura-dije sonriéndole.
-Sí, y hacen camisetas y tazas con tu cara-añadió Yina.
-Ya., ya. Lo que vosotras digáis.
Solté una carcajada.
-Bueno, y qué pone en la tuya Aiden
De mí no se libraba.
Aiden vaciló un momento, pero después, sacó el cacho de papel del bolsillo y leyó:
-"No ignores a la gente que te extraña, lo lamentarás toda tu vida"
-Ellen-solté yo.
-¿Qué?
-¡Que estas ciego! Anda, que Ellen me tira de los pelos si se entera que he estado con tigo. Tu luego te vienes conmigo a Londres y le alegras el día.
-¡Si hombre! Por una vez que le veo al año-dijo Yina, agarrándole del brazo.
-Tranquila, era solo una broma. Relájate-eso último lo murmuré.
El móvil de mi bolsillo vibró lo saqué y vi que era Ellen.
-¿Sí?
-Jane-Ellen sonaba preocupada
-¡Ellen! ¿Qué te pasa? Te noto rara.
-Mi padre ha tenido un accidente.

Comentarios

  1. AAGGGG dios mio asdfgjkasf *__*
    ME ENCANTA AMOR enserio pf *__* SIGUIENTE YA SHH! no podré agradecerte jamás lo que haces por mi cielo, que a mi me tienes para eso Y MÁS
    ME ENCANTA JODER, ya te lo dije, la primera que leí, que me enamoró y mi droga asdfhjk *__*

    TEAMO <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y Yo a ti guapa(: Eres lo mejor!(: <3

      Eliminar
  2. Aishh.. me encantó. Cada vez son mejores. Espero que estens pensando en subir rápido el siguiente... Que estás de vacaciones... Pobre ellen...
    Te quiero mi obesa!!
    Besos!! ♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥
    --R

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaas(: No te preocupes, ya lo termine y lo subire alguno de estos dias(: Te amooooooo!!!!

      Eliminar

Publicar un comentario