9~

Capítulo 9:
{Narra Jane}
-Hola, siento muchísimo la tardanza-dije, después de haber atravesado toda la casa, que estaba llena de gente bailando.
-¡Jany!-Ellen me achuchaba con fuerza.
-Vaya, Jane, que guapa-dijo Ethan, que me miraba de arriba a abajo.
Dan tosió.
-Gracias.-le sonreí.
-¿Quién es?-dijo Ellen, que ya sacaba sus zarpas.
-Oh, sí. Chicos, esta es Jessica, es mi nueva vecina, es muy maja. Jess, esta es Ellen.
Se acercó y besó sus mejillas.
-Este es Ethan.
Señalé a un chico alto con el pelo castaño y grandes ojos verdes. Éste se acercó a ella y le dio dos besos.
-Dan, dije sin detenerme mucho. Jess ni se acercó a saludarle, simplemente le sonrió e hizo un gesto con la mano-. Jeff
El chico, rubio y con ojos claro se acercó a ella y le tendió la mano, educado.
-Y por último, Tom
-Ei-saludó él, alto, moreno y con ojos oscuros.
 Me senté en uno de los sillones de cuero, Jessica se sentó a mi lado y Ethan al otro.
-¿No están tus padres?
-No, se han ido a Liverpool para hacer no se qué de una casa-respondió Ethan.
-Om, y no saben lo de la fiesta.
-Nop, no se tienen por qué enterar.
-Que malotee-dije sarcástica.
-Dí lo que quieras-dijo, haciendo visible su preciosa sonrisa.
Me recordó a Harry.
Entonces, el móvil sonó. Lo saqué del bolsillo y le dí al botón.
-¿Sí?
-Hola
-¡Harry! Qué sorpresa, ¿qué tal?
-Muy bien, justo pensaba en ti y decidí llamarte.
-¿Sí? Me ha pasado lo mismo-sonreí.
Ethan me miraba atentamente.
-¿También tienes vacaciones?
-Sí, ¿como lo sabes?
-Es que oigo música.
-Ah, vale. Lo siento, no puedo salir, tengo que pasar por gente borracha o medio desnuda. En fin, que moriré si intento salir.
Rió.
-Ah, si. Ahora que hablo con tigo. Ya tengo fecha para presentarme.
-¿Sí? Dime, así voy a verte.
-El día 12.
-¿Cual? ¿De abril? ¿Este mes?
-Sip.
-¿Tan pronto? Wow, se ve que tienes ganas.
-Bueno, estoy algo nervioso, pero dice mi madre que cuando antes mejor.
-Tu madre es un cielo de mujer.
Rió de nuevo.
-¿Irá Yina?
-Em..pues la verdad es que no lo sé, nos hemos distanciado un poco.
-¿No me digas?-dije intentando ocultar mi felicidad.
No soportaba a Yina.
-¿Y eso? Se os veía inseparables.
-Bueno, es algo largo, ya te lo contaré con más tranquilidad.
-Vale. ¿Qué haces?
-Estoy en pijama viendo Bob Esponja.
-¿En pijama? ¿Tienes uno?-reí.
Ethan me miraba cada vez más raro.
-Es una forma bonita para decir "desnudo".
-¿Desnudo? ¿Con quien estas pues?
-Qué pervertida eres. Cómo se nota que eres española.
-Ya sabes que lo soy-reí de nuevo.
-Te hecho de menos.
Esa frase entró en mi corazón y se escondió allí por siempre.
-Y-yo tambien-tartamudeé.
Serás tonta.
Ellen comenzó a hacer señas para que colgara el teléfono, Ethan ya se había marchado y Jessica había comenzado una conversación con Jeff. Tom observaba a Ellen con mucha atención. Dan me miraba, persuasivo, bebiendo un líquido anaranjado sin quitarme ojo de encima, con esos ojos marrones
-¿Y tú que haces?
-Bueno, un compañero de clase celebra una fiesta en su casa. Y la verdad es que me estoy mareando un poco.
-¿Has bebido?
Reí.
-Nada, ya he tenido bastante. Pero hace mucho calor y mucha gente.
-Por cierto, ¿qué tal el padre de Ellen?
-Oh, muy bien, solo fue un susto.
-Ah, me alegro.
-Em, Harry, hablamos otro día, ¿vale? Tengo que hablar con alguien.
-Muy bien. Un beso guapa.
-Adios guapoo.
Colgué el teléfono.
-¿Quién era?
-Harry
-Uuuh, te ha calado eh.
-Sólo somos amigos.
-Sí, sí.
Me levanté y me acerqué a Dan. Respiré hondo.
Jamás me había arrepentido de algo como de haberme acercado a él.

{Narra Harry}
 [Una hora antes de la llamada telefónica...]
-No me lo explico, Yina. Siempre es igual.
-¿A qué te refieres?
-Lo sabes perfectamente. Siempre me lo estropeas todo, no puedo tener una sola amiga.
-¿Cómo? Eso es mentira, eres tú, que siempre vienes con una distinta y luego nunca la vuelves a ver.
-Eso no es asunto tuyo. Además, es normal que no quieran volver, las espantas a todas.
-¿Ah, sí? Dime una.
-¿Te acuerdas de Melanie?
-¿Cuál? ¿La guarra morena?
-¿Cómo que "guarra"?
-Oh, vamos, Harry. Supongo que tú también viste como te restregaba las tetas por la cara.
-Pero, ¿qué estas diciendo? Sabes perfectamente que eso no es verdad.
Se encogió de hombros.
-Tu mismo.
-Además, no estamos hablando de eso. ¡La amenazaste con una sartén!
-Tss se lo merecía, por ir zorreando en mis narices. Va, dime otra.
-Vanessa, era una chica bien maja.
-Claaaaro, bien maja si te gusta escuchar. No callaba, era como tener un altavoz de discoteca al lado. Te dejaba la cabeza como un bombo.
-¿Y para eso era necesario llenar le la cama de...qué eran?¿Peces?
Comenzó a reír.
-Esa ha sido una de mis mejores bromas, además, sólo eran de goma, no hacía falta que se fuera corriendo de esa manera..
-¿Y qué me dices de Meghan?
-Mas plaaaasta imposible, venga reírse como una tonta, con cada cosa que decías. Además, babeaba con tigo. Fuus
-Era bien mona. Y no era para tanto, tenía una risa adorable.
-Tsss tenía risa de bruja. ¿Alguna otra más?
-Jane
-¿Y qué le he hecho yo a esa?
-Emborracharla, y a mí también.
-Ya te he dicho que quería divertirme un poco.
-Pero ella a ti no te ha hecho nada.
Se puso pensativa y avanzó hasta el sofá.
-Ser perfecta-susurró
 Se sentó en él con los brazos cruzados y mirando al suelo.
-¿Qué?-me senté a su lado
-¡Que es perfecta para ti! Es rubia, ojos azules, preciosa sonrisa, buen tipo. ¿Por qué no? Jamás llegaré a su altura-eso último lo dijo susurrando.
-¿Pero qué estas diciendo, Yina? Las dos sois completamente distintas, pero tú también eres guapa.
-Pero no lo suficiente para ti..-una lágrima resbaló por su blanca mejilla
Mi extrañeza no podía ser mayor.
-¿Suficiente para mí? ¿De qué estas hablando?
-Yo solo intentaba ser amable con todas esas chicas, pero sólo lo hacía para intentar que te fijaras en mí. Y claro, veía que no funcionaba y me frustraba y no podía evitar sentir celos hacia ellas. Sonreía ante todas tus estúpidas novias, tan guapas y adorables siempre, tan arregladas y tan perfectas-hizo una pequeña pausa para suspirar y pasarse la mano por la cara, atrapando cada lágrima que caía-. Pero tú nunca te fijabas en mí, me veías y me sigues viendo sólo como una amiga, por mucho que intente lo contrario. He intentado tantas veces decirte todo esto, decirte lo mucho que te quiero y cuánto te quise. Pero cada vez que lo intentaba te encontraba con alguna de tus amiguitas y todas las esperanzas se desvanecían por completo. Además, ¿por qué te ibas a fijar en mí, teniendo a Melanie o a Jane cerca? Sólo soy una simple chica con un simple pelo negro y simples ojos negros. Pero, ¿por qué no intentarlo? Ahora me doy cuenta de lo tonta que he sido todos estos años. Cuatro larguísimos años, soñando cada noche con solo uno de tus besos, de poder abrazarte como algo más que una amiga. Pero por mucho que sufra, me sentía a gusto siendo una de tus amigas, inseparables. Pero no podía ni puedo evitar querer ser algo más, ser alguien en tu vida, ser el pasado y el presente por siempre. Qué tonta.
Vaya.
-Ehh..Yina, yo..no sé qué decirte..
-Tampoco hacía falta que lo hicieras-se levantó y se dirigió hacia la puerta principal.
-Yina, espera
Me levanté rápido y fui hasta ella, ella se dio la vuelta pero siguió sin mirarme.
-Yina, de verdad que no sé que decir..
-Me lo imaginaba.
Se dio la vuelta y abrió la puerta, me miró a los ojos
-Adiós, Harry
Cerró la puerta.


Suspiré y bebí un trago de agua.
No podía dormir. Por mucho que lo intentara, no podía. Y era normal, después de todo lo que me había dicho Yina... Me amaba.
¿Cómo había podido ser tan tonto? Todos estos años y yo son darme cuenta. Pero yo no sentía lo mismo, yo sólo la veía como una buena, y nunca se me ocurrió hacerlo de otro modo, era Yina, mi mejor amiga, con la que compartía todo, pero nada más. Y no quería que esto afectara a nuestra amistad, la quería de demasiado para perderla de este modo, nos conocíamos desde hace muchísimo tiempo. Esto no me ocurría a menudo, mi mejor amiga, declarandose en mi casa.
Uff.
Será mejor que lo arregle.
Agarré el móvil. La 1:30
Demasiado tarde para llamarle.
Suspiré y volví a tumbarme.
Joder.
¿Por qué tenía que pasarme esto? ¿No podía tener una vida normal, sin problemas?
Quizás no debería de haberme enfadado tanto. Pero algo tenía que decirle, se estaba pasando de la raya y ahora esto...
La verdad es que entendía su dolor, sabía perfectamente lo que era estar enamorado de alguien y no ser correspondido, llorar todas las noches imaginándote lo qué estarían haciendo ahora mismo, era demasiado doloroso. Así era el amor..
Decidido
Me levanté de la cama y me puse algo de ropa. Bajé las escaleras y salí a la calle. Caminé despacio y nervioso hasta la casa de Yina. Era tarde, ya lo sé, pero necesitaba arreglarlo de alguna manera, no podía perderla de esa manera.
Me detuve ante su puerta y suspiré una última vez antes de llamar al timbre.

Comentarios

  1. Si, te inspiras te inspiras, pero no será leyendo, me he enterado de que llevas muy poco leido de hermoso caos. cuando te vea, haré panceta contigo...
    P.D. Sabes que te quiero y nunca te haría daño
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas..Como es la palabra? Loca, osesionada, embobada..? Las tres me valen xD
      Te amo mi Pasteleraaa(:

      Eliminar
  2. Hola :) Bff.. he leído hoy toda tu novela y me encanta, en serio, es perfecta* Yo también tengo una novela sobre 1D aunque no es tan buena. Si quieres pásate y échale un vistazo :D
    Un beso!

    http://onedreamonedirection-marta.blogspot.com ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo me paso amor(: Y muchas graciaas^^

      Eliminar

Publicar un comentario