21~


Capítulo 21:
{Narra Jane}
Con las mejillas ardiendo, aparté la mirada y, por mi sorpresa, estornudé dos veces seguidas, dando un pequeño brinco.
-Salud, ¿estas bien? -preguntó Jess, notándose la preocupación en la voz.
-Sí, sí, tranquila, será la alergia.
-¿Alergia?A qué le tienes alergia?
-Emm,.. pues.. no lo sé. Olvídalo, sigamos
Volví la mirada hacia la fuente con la ensalada ya lista, aunque seguía notando los ojos de Jess clavados en mi. Con un resoplido suave, prosiguió con la comida.
-¿A dónde demonios has ido a coger el trozo de fruta, Jane? ¿Al jardín del Edén? -dijo Ellen entrando en la cocina, con los puños sobre las caderas.
Yo la miré perpleja.
Arqueó una ceja.
-Te lo voy a decir tranquila. Sal de ahí y ven con migo fuera. Ya.
Resoplé,y con los brazos colgando me dirigí a ella.
-Así me gusta.
-Te lo dije -canturreó Lena.
-Gracias Ellen -dijo Jess sonriéndole.
Ellen agarró mi muñeca y, sonriendo y saludando con los dedos, salió de la cocina.
Con los labios apretados, dejé que me arrastrara por el salón hasta salir a la calle, en donde Yina estaba hablando por teléfono y Zayn y Liam en la piscina, el primero sentado en el bordillo. Avanzamos hasta allí y ambas nos sentamos a su lado.
-¿Con quién habla Yina? -cuestionó Ellen.
Zayn se encogió de hombros.
-Lleva ahí un buen rato dando vueltas y murmurando cosas.
Levantó la mirada y miró a Liam, que tenía los brazos apoyados en el bordillo. Ellen se levantó, se quitó la camiseta y se tiró al agua de cabeza.
-¿Calor o qué?
-Buf, y tando -respondió pasándose la mano por el pelo y poniéndose al lado de Liam.
Zayn se frotaba el brazo.
-Eh, ¿desde cuando fumas?-pregunté fijándome en él.
Levantó el brazo y observó el medio consumido cigarro que tenía entre los dedos
-Bff, desde los 13 años.
-¡¿13 años?! -escandalicé.
-Sep, era tonto y sin cerebro, pero, por desgracia, es muy viciante.
-Aah
-¿Me das?
Miré sorprendida a Ellen.
-No, no le des. Si tu no fumas.
-Y no fumo. Dame, por favor -dijo alargando el brazo.
-No
Zayn intercambiaba miradas entre ambas, sin saber muy bien qué hacer.
A pesar de mi severa mirada, siguió alargando en brazo y sonriendo a Zayn como una tonta, con los ojos brillantes.
Respiré hondo.
-Elle, por favor, no fumes.
Me miró y esbozó una suave sonrisa.
-Está bien, pero lo hago por ti, eh -dijo poniendo a mano sobre mi rodilla.
Yo también sonreí.
-Gracias.
Segundos después, sentí unas manos sobre mi espalda y al momento me vi en el agua. -¿Quién coño..?
-¡Felicidades!
-¡Harry!
Ellen reía a carajadas.
-¿Tú de qué te ríes? -dije tirando de sus piernas.
Salió del agua tosiendo.
-¡Te mato!
-Aaah, ¿quién se ríe ahora, eh? -dije después de reír y sacarle la lengua.
Ella me devolvió el gesto.
-Louis está arriba hablando por teléfono y Niall duchándose.
-Vaya, ¿los has estado espiando? -le pregunté.
-Solo un poco, pero solo a Lou, a Niall no me hace falta -dijo apartando la mirada -, ya me entendéis se está duchando y tal..
Reí con un resoplido.
En ese momento, Lena salió con una tostada en la mano.
-¡Eh! ¿Os estabais bañando y no me habéis llamado?
Salí del agua sonriendo y apretando la camiseta para que saliera el agua.
-No tenía plan de bañarme, pero alguien me empujó -dije mirando a Harry desafiante, después de ponerme a su lado.
-¿Otra vez?
-Sip.
Se encogió de hombros.
Y, sin pensármelo más veces, descrucé los brazos y di un leve empujón al hombro de Harry, suficientemente fuerte como para que perdiera el equilibrio y cayera el agua.
-Olé.
Al salir a la superficie, se sacudió los rizos mojados.
Me mordí el labio.
Ellen volvió a reír.
-Dulce venganza -me volví a cruzar de brazos, sonriendo, mirando cómo se quitaba la camiseta y la lanzaba apuntando hacia mí y aterrizando, sin éxito, a mi lado.
Me agaché y a coloqué en una silla.
-Te dije que me vengaría.
-Lo sé, por eso me he tirado -me guiñó un ojo.
-¿Que te has tirado? Já.
-¿Con quien demonios habla Yina? Lleva ahí más de media hora.
-Ni idea, pero parece muy concentrada la conversación -dijo Ellen.
Avancé la mirada hacia ella. Daba vueltas y se pasaba la mano por el pelo muy a menudo, sentándose y levantándose.
-Parece nerviosa -dijo Harry, ya fuera de la piscina.
-¡Chicos! Ya está la... -dijo Jess acercándose- ¿Qué miráis todos? -dijo mirando la dirección de nuestras miradas.
-Nada, ¿qué decías?
-Que la mesa ya esta puesta y la comida lista, así que cuando queráis...
-Voy rápido a cambiarme de ropa -dije
-Voy contigo-dijo Ellen poniéndose a mi lado y siguiéndome.
-Y yo -Harry también me siguió.
-O pensándolo mejor, hmm, tengo que contarle una cosa a Jess -me giré y miré a Ellen.
Harry avanzó y entro en casa.
Ellen levantó el dedo pulgar y me sonrió. Rodeé los ojos y entré también.

                             ~

Después de haberme secado, peinado y cambiado de ropa, cogí la ropa mojada y la tendí sobre el ventanal de la habitación.
Unos suaves golpes en la puerta hicieron que pegara un pequeño brinco. Giré la mirada bruscamente, mire hacia la puerta y respiré hondo.
-Adelante -dije con la voz algo temblorosa.
La puerta se abrió lenta y unos inconfundibles rizos mojados se asomaron por ella.
Sonreí sin evitarlo.
-Jane, ¿podemos hablar?
-Claro -murmuré.
Cerré la ventana y torpemente avancé hacia él y salí de la habitación, apoyándome en la pared del pasillo.
-He estado pensando.. -se podía notar su nerviosismo en la voz, pero mu mirada seguía segura y fija sobre mis ojos.
También yo estaba nerviosa y notaba como mis mejillas ardían y enrojecían cada vez más.
-¿Sí? -sonreí tímida.
-Ya sabes, anoche en.. -carraspeó-, bueno, el beso y.. tal..
-Sí, sí, estaba presente.
-No sé qué me pasa, Jane, pero cada vez que te veo o que me miras siento como que soy la persona más feliz del mundo y me entran unas ganas enormes de besarte y de cogerte en brazos. Pero me gusta esa sensación de tenerte cerca y de poder hablar contigo y poder contener las ganas de hacerlo. La sensación de poder oler ese aroma dulce a vainilla tan tuyo y ver esos gestos tan característicos de ti. Todo eso hace que me sienta débil y vulnerable pero a la vez fuerte y seguro y sobre todo muy muy feliz a tu lado.
Abrumada por esas palabras y sonriendo como una tonta, me lancé a su cuello y le besé en los labios. Hundí mis dedos en sus rizos y cerré los ojos con fuerza mientras él me agarraba de las caderas y seguía el beso.
-Eso es lo más bonito que me han dicho nunca -dije casi en un susurro y mirándole a los ojos, aún con los brazos por su cuello.
-Y espero poder decirte cosas mucho más bonitas y muchas más veces, Jane.
Sonreí y volví a juntar nuestros labios.
-Entonces, ¿se puede decir que, estamos juntos? -dije separándome y apoyándome en la pared.
-Harry -Yina carraspeó -, ¿podemos hablar?

Comentarios

  1. O_o Que mono Harry!!! yo quiero que alguien me diga eso a mi y si es él pues mejor.. jaja No se si molestarme con Yina o tenerle pena...
    Bueno!! sube pronto el 22 para que pueda seguir fangirleando con esta novela!!!
    TE quiero!!

    ResponderEliminar
  2. Dios mio!! Que me pongo a gritar!! Que quiere Yina?? por favoor siguieente, no nos dejes con la intriga!! Besitoos!!

    ResponderEliminar
  3. *__* He muerto con este capitulo
    Me ha encantado bueno como todos tus capitulos. Sube pronto el siguiente porfa!
    Por cierto escribes genial.
    Muchos Besos

    ResponderEliminar
  4. me encanta siguiente pronto por favor!!!Dios k querra yina por k nos dejas con la intriga!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario